Artículo

El gran escaparate de la Super Bowl

Super Bowl

¿Serías capaz de imaginar una audiencia de 180 millones de personas, donde tu marca es la protagonista? No hace falta imaginación, es realidad. Ayer tuvo lugar el evento deportivo por excelencia en EEUU y parte del extranjero, hablamos de la Super Bowl, the big show.

Las grandes marcas piden a gritos emplazar sus spots durante 30 segundos, aunque el coste de esta acción pueda alcanzar los cuatro millones de dólares. Sin duda, es toda una inversión arriesgada no apta para presupuestos terrenales, es el punto y seguido de una planificación anual que pretende alcanzar el máximo nivel de notoriedad. Sin duda, ver cómo la competencia inserta un spot en este espacio, aunque pueda no ser una acción tan efectiva como una estrategia hypersegmentada y con continuos impactos directos sobre nuestro público objetivo, puede picar y mucho.

Según datos de Nielsen, son 181 millones de telespectadores los que asisten impasibles a la Super Bowl, una cifra mayúscula, pero lo es aún más si tenemos en cuenta su gran repercusión. Y es que no solo se impacta en el momento de la transmisión, es el propio show generado alrededor del evento deportivo el gran protagonista, y en él, los spots ocupan gran parte de las conversaciones. 

A falta de conocer datos actualizados, en 2013 y según VB&P, se ha contrastado que el 78% de los encuestados preferían ver la Super Bowl con anuncios que sin ellos, y mientras que el 47% considera lógicamente que el deporte es lo más importante, más de la mitad, el 24,9% opina que son los propios spots los protagonistas, logrando de esta manera no solo dirigir un mensaje a los propios aficionados del deporte, sino también a ajenos.

Aquí entra la fase más complicada, la monitorización. Quizás este evento sea actualmente el esfuerzo de marketing más medido. Aparte del enorme alcance que ofrece la televisión, se miden las visitas en YouTube, el tráfico del sitio, los clics, las presentaciones, las conversiones, las ventas, etc. Un estudio completo de todo el flujo del consumidor poniendo el objetivo en el desempeño de cada canal, y su hand-off a lo largo del embudo de marketing.

Para conocer por ejemplo el alcance aquí es España, bastará con la formulación de dos preguntas a un target que sea similar al estadounidense ¿quién se anunció o quién actuó en la Super Bowl?, una pregunta que probablemente encuentre una respuesta más acertada que a ¿quién ha ganado este año?

Sin duda no es cuestión de quitar protagonismo a los Seahawks de Seattle y a su victoria de 2014, pero para nosotros, y sobre todo los profesionales del marketing, sin duda serán las estrategias las que ocuparán gran parte de nuestras conversaciones. 

Algunos datos interesantes de 2013

  • Hasta el 21 de enero de 2014, Volkswagen ha atraído a más de 7 millones de usuarios en cciones a través de Facebook, Twitter y la blogosfera.
  • Los 10 anuncios más compartidos de la Super Bowl 2013 generaron más de 10 millones de acciones, un 89% más que el año anterior (5,4 millones).
  • La mayor cantidad de acciones del año pasado se produjeron un día después de la Super Bowl (3,3 millones), más del doble al día siguiente (1,6 millones).
  • El 60% de los anuncios de la Super Bowl se pusieron en marcha antes de la Super Bowl.
  • Los anuncios divertidos son los preferidos por los usuarios, según la encuesta de Nielsen, el 95% de quienes respondieron a la encuesta de VB&P opinaron que el humor hizo más memorable el anuncio.