Artículo

Una de iBeacon

No hace mucho tuve la oportunidad de asistir a un desayuno digital de la mano de Enrique Benayas para empresarios, cuya línea de exposición giraba en torno a las oportunidades que nos ofrecía el entorno digital para explotar y hacer crecer nuestro negocio. Un repaso de aquellos elementos que de forma obligatoria deberían de formar parte indispensable de todo plan de marketing, comercial o de negocio. 

En uno de los debates generados, se habló del iBeacon, una herramienta que pasa inadvertida para la mayoría pero muy eficaz para impactar sobre los leads en el propio punto de venta, el térnino salío a la luz por primera vez para muchos de los asistentes y pronto despertó el interés de la mayoría, el desconocimiento sobre su uso me lleva a aportar un poco de luz sobre dicha herramienta. 

Dicho en el lenguaje de la mayoría, es un sistema basado en la tecnología buetooth, que permite mediante un sensor inalámbrico detectar dispositivos con la opción activa que estén próximos al lugar, localizar su posición y enviarle notificaciones específicas y personalizadas, un sistema de comunicación cercano que se abre al mundo del marketing para ser incorporado con mùltiples funcionalidades. 

Este sistema es muy interesante para el mundo del retail y es que une el entorno digital y el físico, procurando una comunicación personalizada, especializada y contextual, contactando en el momento adecuado y en el sitio idóneo.Pero no solo de staca por su potencial como herramienta de comunicación, sino que también adquiere especial importancia en la recogida y manejo de la ingente cantidad de datos generados. Una oportunidad para analizar el comportamiento de venta y para introducirnos de lleno en el complejo ámbito del big data

Todos los puntos de venta físicos están invitados a pedir una de iBeacon, su infinidad de utilidades permite su uso en el mundo no solo del retail, sino también de museos, eventos, gestión de personal, entorno sanitario, etc.todo escenario que requiera una comunicación personalizada y donde el único límite, sea la imaginación.

Tags: